barra izquierda



Decorando con Quilts

Un quilt es admirado por la dedicación y tiempo que se lleva para confeccionarlo, y por el gusto al escoger las formas de sus patrones y colorido.

Los quilts son un magnifico accesorio para la decoración sin importar tu estilo preferido pues los hay de estilo Country, Tradicionales y muy modernos. El quilt es una forma de arte en el cual su autora deja un legado a su familia y merecen un lugar muy especial en nuestro hogar.

Para decorar tu casa con quilts puedes colgarlos en las paredes y hacer resaltar un punto en una habitación, puedes colocar tu quilt sobre un sillón y darle calor a tu sala familiar. Hay quienes ponen un quilt sobre una mesa para vestirla. La forma mas tradicional es usándolos como cubrecamas pero no te debes de limitar, las posibilidades son enormes, puedes hacer cojines con quilts, cuadros pequeños, caminos de mesa, individuales, etc. Deja que tu imaginación sea tu guía. Puedes decorar de acuerdo a la época del año con un quilt para cada una de ellas y crear una tradición muy especial en tu hogar.

Los quilts que tu tengas en exhibición siempre serán un objeto de admiración y serán un tema de conversación en tus reuniones.

Consulta nuestro catálogo de telas

Temas de interés: Decoración

“Quilting“

El “quilting” pasó de remediar tejidos gastados, cubriéndolos con parches, a ser un arte de gran valor ornamental.

Por: Belka I. Cojulún S.

Menor Normal Grande
Este arte consta de tres técnicas : patchwork, quilting y puntada de bastilla. El primero, también llamado retacería, consiste en unir varios fragmentos de tela para formar una sola pieza. El quilting o acolchado es la unión de dos capas de tela, con guata (una fibra gruesa) en medio. Y la puntada de bastilla es el toque artístico que le da valor a la prenda, explica Miriam Muñoz de Palacios, gerente general de Casa Decora.

Historia

El patchwork se empezó a trabajar con el fin de aprovechar restos de materiales escasos o preciosos para obtener telas enteras con fragmentos de tejidos de diferentes anchuras, confeccionadas a mano, cuenta Maritza Ruiz, diseñadora de interiores.

La forma más primitiva del quilting fue la costura de una pieza sobre tela de fondo, que se cubría con parches. Después, ganó valor ornamental cuando empezaron a recortarse parches en diferentes formatos y se adornaron los bordes con hilos en realce.

El quilting se desarrolló como arte en el Norte de África, Persia, Siria, India y China. Pero no fue hasta el siglo XI cuando llegó a Italia, desde Palestina. “Así se esparció por toda Europa”, cuenta Muñoz.

En América, fueron los colonos ingleses y holandeses quienes introdujeron el quilting en Estados Unidos. “Y es en este país en donde la técnica se desarrolla con mayor esplendor”, cita la entrevistada.

Decoración

Regularmente, un quilt es una herencia familiar o es hecho por quien lo posee, comenta Muñoz. Son escasas las personas y tiendas que los venden, y lo hacen a precios elevados, “pues estas piezas son consideradas obras de arte”, indica la experta. En la actualidad, la industria textilera ofrece “falsos quilts”, que son prendas de una sola pieza, con impresiones que se asemejan a las técnicas antes mencionadas, y son más fáciles de conseguir, comenta Ruiz.

Los quilts pueden utilizarse como cubrecamas, edredones y colchas. O, simplemente, para adornar un ambiente, sugiere Muñoz.

Éstos lucen mejor en casas de estilo country, pues combinan bien con la ma dera, resalta Ruiz. Pero también se adaptan a decoraciones coloniales, rústi cas y eclécticas, señala la diseñadora. Sin embargo, estas prendas no se recomiendan en decoraciones contemporáneas y modernas, coinciden las expertas.

Cómo hacer un “quilt”

Cualquier persona puede hacer un quilt, desde niños de 6 años hasta personas de la tercera edad, afirma Irene Palacios de Sánchez, maestra de quilting. Y, aunque requiere de paciencia, esta práctica funciona como terapia, porque ayuda a relajarse, agrega la experta.

Para aprender, basta con 12 horas espaciadas, indican las entrevistadas. Palacios explica que primero debe escogerse el diseño del quilt. Luego, las telas con que se desea trabajar. A continuación deben cortarse los patrones y co maser los fragmentos de tela para unirlos y formar una sola pieza.

Después, se une esta pieza, con guata en medio y otra capa de tela entera, para el fondo de la prenda, completa Palacios.

Por último, se realiza la “puntada de bastilla”, que es el acabado artístico del quilt.

El equipo “básico” consta de: una tabla math (con medidas), reglas (una de 1/4 pulgada y otras de varios diseños) y una cortadora de tela. La inversión para estos utensilios se encuentra alrededor de los Q500.

Además, se necesitan ganchos especiales para quilt, crayón o marcador para tela y alfileres.

Los materiales para hacer un quilt son: telas de algodón (de diferentes colores), guata e hilos de algodón. De acuerdo con Muñoz, el precio de estos materiales depende del tamaño y diseño que se piense hacer. Un rango es entre Q60 y Q1,700, comenta la experta.
  • Actual 0.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Valor: 0.0/5

2 comentarios:

  1. anni cerritos:
    hemos trabajado con señoras en los acentamientos y nos esta dando muy buen resultado, pues son personas que necesitan aprender cosas nuevas para sostenerse,el quilt es un arte que puede servir tanto de pasatiempo como tambien para un medio de sostén,para las señoras solas.Les felicito por su espacio y sigan impulsando este tipo de arte.

  2. ROSARIO ZUÑIGA:
    ME PRIVA EL PATCHWORK EN QUITO NO HYA MUCHO PARA APRENDER ,POR ESO VERO LO QUE HAY EN INTERNET Y ME ENCONTRE CON TODAS LAS MARAVILLAS QUE HACEN UDS ME ENCNATARIA TENER CONTACTO CON UDS CON CARIÑO

    ROSARIO

barra derecha










Home | Quiénes Somos | Quilting | Telas Decorativas | Joyería de Fantasía | Clases | Otros Productos | Contáctenos

Copyrigth © Casa Decora Guatemala - Tel: (502) 2369-6477 - Mail: info@casa-decora.com
Super Centro Comercial Vista Hermosa 2, Local 23, Segundo Nivel